La reposición de piezas originales asegura una mayor durabilidad, evita la sobrecarga de los demás componentes del equipo, mejora el desempeño y aumenta la vida útil del producto.